Diabetes y Obesidad: Una realidad que nos está matando.

Diabetes

La Diabetes tipo 2 se ha convertido en uno de los grandes azotes a la salud pública en el mundo. En Ecuador no es la excepción. Es la primera causa de muertes, incluso sobre la hipertensión.

Para entender como se ha incrementado la presencia de esta enfermedad en la sociedad es importante dar cifras:

En el año 2000 habían aproximadamente 171 millones de casos en el mundo. Al 2014 se estiman más de 382 millones. No leyeron mal, en menos de 15 años el porcentaje de enfermos aumentó un 125%… ¿impresionante no?

Lo peor es que se proyecta cerca de 600 millones de diabéticos antes del año 2035.

Igual de preocupante es que cerca del 50% de las personas que lo padecen no saben que son diabéticas. Viven con esta enfermedad sin tener síntomas o sin haber sido diagnosticadas, mientras esta altera o destruye sus cuerpos de múltiples maneras… sin saberlo. Una verdadera bomba de tiempo.

Lo que nos lleva a otro dato relevante ( y que nos compete): el 80% de las personas con Diabetes tipo 2 tienen sobrepeso alto u obesidad. Es tan alta esta relación que comúnmente se la denomina ‘’diabesidad’’.

¿Pudiéramos decir entonces que el tener sobrepeso u obesidad es casi una ‘garantía’ de padecer Diabetes tipo 2 en el futuro?

Um…Primero lo primero.

¿Cuáles son los valores normales de glucosa (azúcar) en la sangre?

Entre 70 y 100 mg/dl.

NOTA: Un valor entre 100 y 125 mg/dl se denomina PREDIABETES y es la precursora de esta enfermedad crónica. (Hablaremos de esto más adelante)

¿Qué es la Diabetes?

La Diabetes Mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por altos niveles de azúcar en la sangre (valor igual o mayor a 126 mg/dl), debido a:

Defectos en la producción o no producción de insulina. (Diabetes tipo 1 o insulino-dependiente)

La resistencia de nuestros órganos (células) a la insulina. (Diabetes tipo 2 o No insulino-dependiente)

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona producida por el páncreas encargada de transportar la glucosa (los azúcares que recibimos de los carbohidratos) a nuestros células para uso de energía inmediata o como reserva. La insulina es un transporte y a su vez, una llave para que nuestras células reciban la glucosa que va a ser utilizada como energía.

¿Cómo se produce la Diabetes?

La Diabetes tipo 1 se produce por una falla genética que hace que el páncreas produzca una cantidad insuficiente o nada de insulina o por una falla de nuestro sistema inmunológico que involuntariamente destruye las células productoras de insulina en el páncreas (células beta).

El resultado: La persona necesita inyecciones de insulina para poder equilibrar sus niveles de glucosa en la sangre y sobrevivir, de ahí el nombre insulino-dependiente.

La Diabetes tipo 2, cerca del 90% de casos de diabetes, se genera debido a la resistencia crónica de nuestras células a la insulina. Pero, ¿Cómo se llega a esto?

El consumo excesivo de carbohidratos procesados hace que nuestro páncreas tenga que producir más insulina de lo normal para regular y equilibrar los niveles anormales de glucosa (azúcar) en la sangre. Si esto se repite continuamente, la sobrecarga de trabajo al producir niveles exagerados de insulina hace que eventualmente esta producción sea defectuosa y esto a su vez genera un gasto en los receptores (digamos, los porteros) de las células supuestos a ‘abrir las puertas’ a la glucosa que intenta ser transportada. Es decir, nuestras células (en músculos, hígado y tejido adiposo) se hacen progresivamente ‘resistentes’ a la insulina. La ‘llave’ no funciona. Esto provoca que esa gran cantidad de glucosa permanezca en la sangre con las terribles consecuencias que esto acarrea.

Los altos niveles de glucosa en sangre afectan principalmente nuestros vasos sanguíneos, eventualmente dañándolos o destruyéndolos, y creando graves complicaciones como:

Enfermedades cardio/cerebro-vasculares (aterosclerosis, infartos, derrames cerebrales)

Insuficiencia Renal (pérdida progresiva de las funciones del riñón)

Cataratas y Ceguera (Retinopatías)

Problemas de circulación en las extremidades inferiores (lo que puede provocar amputaciones)

Pero no solo el alto consumo de azúcares procesados puede provocar diabetes.

Una alimentación llena de grasas procesadas crea también resistencia a la insulina debido a la hipertrofia que produce en nuestras células grasas (adipocitos), que son primordiales para el equilibrio metabólico del organismo y además porque la presencia elevada de lípidos (colesterol, triglicéridos) en sangre puede desbancar a la glucosa como fuente de energía, dificulta la entrada de insulina en las células y promueve la inflamación interna.

Está clara ya la relación?

Azúcares procesados + grasas procesadas = Sobrepeso/Obesidad = Diabetes tipo 2

Si bien hay otros factores de riesgo implicados (herencia genética), no queda duda que una alimentación inadecuada (productos procesados con azúcares y grasas), propia de la sociedad actual, es la principal causante de la Diabetes tipo 2.

Si continuamos con este tipo de alimentación los riesgos de padecer diabetes son muy altos, 30 o 40 veces más que una persona con peso adecuado y una alimentación saludable.

Pero debemos tomar muy en cuenta que todo esto comienza con la PREDIABETES, una condición propia de la aparición inicial de la hiperglicemia (nivel consistente de glucosa sobre 100 mg/dl) y la resistencia a la insulina.

Es importante notar que de la prediabetes a la diabetes tipo 2 hay sólo un paso y normalmente muy poco tiempo hasta convertirse en una condición crónica.

Lo grave es que aproximadamente entre un 20% y 30% de la población es prediabética y se estima que menos del 10% de las personas con PREDIABETES conocen de su condición.

Y entonces??

ESPERA, No todas son malas noticias:

La prediabetes es una condición que puede mejorarse e incluso revertirse con cambios en nuestra alimentación y actividad física.

Para eso estamos aquí, para ayudarlos a prevenir la prediabetes o revertirla y finalmente evitar la Diabetes tipo 2.

En el siguiente artículo indicaremos nuestros consejos claves para empezar a ganarle la batalla a la aparición de esta terrible, degenerativa y mortal enfermedad.

Sus comentarios y preguntas son claves para mejorar o ampliar nuestros contenidos.

Y les agradezco de antemano compartir esta información con las personas que lo necesiten o estén interesadas.

Un abrazo y hasta el próximo post.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s